domingo, 10 de marzo de 2019

jueves, 28 de febrero de 2019

Es que
me hablo en voz alta
sin editar,
porque hay cosas
que no tengo a quien decirselas.

domingo, 24 de febrero de 2019

Los días de 'limpieza masiva' me siento como los recolectores de antigüedades del History channel. Larga vida a Mike y Frank.
Me pongo a ordenar la habitación y no puedo evitar encontrar cosas que siquiera recordaba que tenía. Onda, no se puede dejar pasar el detalle de que el pibe junta giladas desde el principio de los tiempos, pero caigo en cuenta de que ya estoy a un nivel zarpado, tapado de boludeces que claramente solo tienen historia para mi y de ahí lo dificultoso de largar ciertas cosas. Ponele que hay algunas que no puedo, como lo referido a Star Wars, que por más que sea un boludón grande va a seguir teniendo su espacio incondicional, 'cause the force is strong in my freakys heart. Pero hablame de repuestos de compu, electrónica vieja, trabajos añejos de la facu, papelería. O un escalón más abajo de las cajas y cajones desbordados de libros/cartas/dibujos/historietas y andá a saber qué otras cosas más. Muchos pero muchos dibujos y una banda de útiles artísticos y pinturas que acompañan esa pasión. Una que quedó un poco tapada por la vida rutinaria de señor que me toca desde hace un tiempo, pero que no deja de tener un espacio importante, imposible de abandonar.
No me puedo olvidar tampoco de todas esos intentos de coleccionar 'algo' que quedaron truncos: latitas y botellas de gaseosas exóticas, filatelia, billetes y monedas de all over the world. Decime vo', que hago con todo eso? y bue, mientras tanto lo sigo guardando cual tesoro pirata enterrado en un arenero. Igual ese espíritu es lo que me copa, de lo antiguo y su magia para perdurar por sobre los años, un poco la esencia del coleccionismo. Suele ayudar a mantener vivas ciertas cosas y recordar.
Ah si! y por otro lado como ignorar lo que está en la esquinita al lado del perchero, el recordatorio de que nunca pude arrancar mi proyecto volador. Ahí yace el kit de serigrafía, inmaculado, que todavía hoy espera por esas remeras con mis diseños ñoños. Pero me quedo tranquilo porque algún día lo voy a hacer, eso seguro.
Y abajo de la cama, ahí duerme otro mundo también, están las plantillas de todos los stencils que hice en la etapa del fanatismo callejero, la huella adolescente, los metros cuadrados de radiografías y acetato que, obvio, tampoco me permito tirar.
Me tomo una pausa porque me cansé de tanto revolver, y pinta de no terminar, por lo menos hoy. Horas que estoy sacando cajas, llenando bolsas y separando ropa. Y todavía, puede que encuentre más fósiles que no pueda descartar.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Hace varios años, me gané un par de entradas para ver a una banda extranjera que venía.
El mail de confirmación me llegó en spam, lo ví a los 3 meses de que tocaron.

Historias tristes de bolsillo.
Venía de antes, pero creo que fue en el 2014 y esa piba me encantaba bocha. Hace unos días cumplió años y me acordé de esto. Le gustaban las mismas bandas under, la invitaba a recitales y se re copaba, también ibamos a la misma facu así que varias veces merendamos después de cursar. Siempre dispuesta para juntarse un rato y charlar. Super sencilla y bien compinche.
Cada vez era más cercana, y yo chocho, porque de verdad era una masa la piba.
Sin ir más allá que eso, pensando y decidido en tirarme el lance a ver que onda, nos podiamos cruzar en un festival de esos grandes que ahora están de moda, ella iba con unos amigos y yo re solari, across the deep conurbano like always, asi que habíamos quedado en que por ahí nos encontrabamos.
Cuando estaba llegando le pregunto por donde andaba y después de un rato largo me tira data.
Onda, voy contento para donde me dijo y estaba tomando unas birras con un chabón, me sume al toque, y después de un rato cayó una parejita amiga de ella.
Y nada, entrando al festival este, a los 10 metros empieza a transar piola con este chabón. Gran momento, baldazo. Así que eso, la piba tenía novio, escondidito y me enteré después de como un año, y jamás lo sacó a comentario ni tuve el minímo índice como para saber que por ahí no iba la cosa. Me ilusioné, oh! joven soñador.
Me quedé un rato con ellos pero era obvio que quedaba re colgado entre dos pares de lovers, así que me hice el boludo y, con Black Hole Sun de fondo, me perdí de forma premeditada entre la pipol.
Pero igual, IGUAL, ese día pude ver a AFI, así que por más fuerza negativa que hubo, NAAADA lo podía opacar.


viernes, 11 de enero de 2019

Brujas yendo al Sabbath - Luis Ricardo Falero, España, 1878

miércoles, 9 de enero de 2019

Me hundo un poquito y floto otro rato, pero antes junto aire, lo suficiente.
Se me suma a la corrida otro enero más y se empieza a fundir a esa decena estancada, con algo de timidez. Cuando busqué no me salió muy bien. Cuando estuvo cerca giré la cabeza, porque correr parecía ser mucho, y si no estás seguro uno tiende a irse, a veces muy rápido.
Fue la idea de que a su tiempo todo iba a acercarse, y así me dejé estar. Por ahí no lo soñé con fuerza. Por ahí no me moví lo suficiente.
Si, seguramente fue eso.
Armado de paciencia, y con tiempo que ya no tengo.
Lo valioso no tiene ctrl+z.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Gizmo, Kevin McCallister, pasas de uva con chocolate, y nada más.

sábado, 8 de diciembre de 2018

Otra vez me susurré por dentro, con lo eventual de como de un día para el otro se cruzan caminos a fuerza de las más chiquitas decisiones. Pensaba en el lindo momento de esa intersección, más puntualmente de eso que se crea cuando conocés a un otro. Esa primera impresión, esos primeros intercambios que se van tejiendo casi en el aire. Como toma altura la sensación de entendimiento instantáneo, la empatía. De ver como las charlas van abandonando lo trivial para abrazar lo sentido, del apego, y la fuerza de querer estirar como chicle el tiempo compartido. Por lo menos en un principio.
Me agarra un momento en que sé que las amistades más fuertes son las que quedaron de añares. Pero por otro lado tengo una sensación de monotonía, de querer abrir un poco el circulo de siempre. Por momentos la comodidad de la costumbre medio que es un garrón.
Pensaba en eso, a esta altura, me digo lo lindo que es conocer gente. Pero también, en la paja que me da. Paja, pero mal eh.
Y así está todo m'ijo, no vamo' pa'delante, ni p'atras.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Máxima Nº 3.724
Si alguien te puede contar más sobre la batalla de Endor que sobre la de San Lorenzo, vale la pena.

viernes, 30 de noviembre de 2018

Lo que me pasa últimamente es que pienso en varias de esas personas que dejé de ver, por un motivo u otro, decisión propia o ajena. De muchas amistades y buenos conocidos que con el tiempo se fueron diluyendo o cortando, muchas por descuido y otras directamente por esa boludés humana que suele vivir en todos. Lo habitual, ponele.
Particularmente ayer me acordé de un puñado, creo que eso es algo que tiene el cumplir años, de repente entre saludos salen del arenero un montón de personas que pensabas que habían quedado tapadas por el tiempo. Lo digo más por el hecho de que no sabes bien como tomarlo, es bastante confuso porque no sé si termina siendo un acto de compromiso o realmente le seguís importando de alguna forma.
Como desde hace un tiempo te enterás todo por las dichosas notificaciones, piripipí, es medio jodido distinguir algunas cosas. Así como también quedan en evidencia esos otros de los que si esperabas algo y hoy hacen agua. Convengamos que todo esto de las redes y los mensajitos al paso no ayudan mucho. Es bastante poronga por ese lado, pero así y todo son las formas que acompañan.
No sé que reniego igual, porque también estoy metido ahí. Pero así está la cosa, hoy tenía unas RE ganas de quejarme un rato.

sábado, 24 de noviembre de 2018

- Yūgen (幽玄)
es un concepto de estética japonesa usado para describir a un conocimiento del universo que desencadena sentimientos emocionales que son inexplicablemente profundos y demasiado misteriosos para poner en palabras.

- Gaman (我慢)
refiere a la resistencia y la capacidad de seguir intentando algo a pesar de las adversidades, o de seguir luchando a pesar de que parece que todo está perdido.

- Wabi-sabi (わびさび)
también dentro de la estética japonesa, es una filosofía que se centra en la búsqueda de la belleza dentro de las imperfecciones de la vida, y en aceptar pacíficamente el ciclo natural de crecimiento y decadencia.

- Mono no aware (物の哀れ)
hace referencia a la sensibilidad o capacidad de sorprenderse o conmoverse, de sentir cierta melancolía o cierta tristeza ante lo efímero, ante la vida y el amor. Es un sentimiento puramente humano que va más allá de lo superficial y se centra en algo más profundo.

Cuando la sintesis guarda inmensidades, así de piola es el lenguaje.

domingo, 11 de noviembre de 2018

 Lady Godiva - John Collier, Reino Unido, 1896

La leyenda es sobre ella, una especie de justiciera.
Se cuenta que Lady Godiva le pidió a su esposo, el Conde Leofric, que bajase los impuestos del pueblo, y que él solo aceptaría el pedido con la condición de que ella recorriese el reino a caballo. Pero debía hacerlo completamente desnuda, sin ropa alguna, ahí estaba la trampa. Entendiendo que eso no era solo dejar al descubierto su piel, sino los principios y la moral que se respiraban en aquellos días. Con esto, ante el escándalo y la vergüenza que despertaría en el resto, el conde estaba seguro de que su esposa desistiría a la petición. Pero no fue así, Lady Godiva se debía a su gente. O por lo menos así está bueno pensarlo.
Según se conoce, después de saber esto, los habitantes, como acto de solidaridad se encerraron en sus casas para evitar mirarla en su cabalgata. Al llegar el día todos cumplieron con lo dicho, salvo una persona que no pudo esquivar la vista de su andar, a quien a partir de ahí se lo conoció como "Tom el mirón". Al final, el Conde, conmovido ante el gesto de su esposa, no le quedó más que cumplir con su palabra.

Collier hizo su interpretación. Y si bien se toma como una leyenda, se cree que en escencia la historia tiene mucho de real. Tal vez no fue desnuda, fue en ropa interior, tal vez fue a pie y no a caballo, pero a esta altura poco importa. Son detalles que a tal efecto pueden decorar.
Detalles que en este caso quedan a merced del artista, y con eso me vuelvo a dar cuenta de lo tanto que puede guardar una obra, Collier quiso ponernos a nosotros, espectadores, en un lugar fundamental.
Y así quedar en la piel de los curiosos, en la piel de Tom.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Se tendría que hablar seriamente sobre el vacío fugaz que dejan los enamoramientos espontáneos de transporte público. va, todavía no se si es algo frustrante, cruel o más bien hermoso. Tachame la doble.
*suena la promo ER emergencias*
Probablemente conocí a alguien así,
probablemente no presté atención.
Probablemente.

sábado, 27 de octubre de 2018

Era chico, allá a fines de los 90, no me acuerdo exactamente que edad tenía pero si mantengo fresca la imagen de ese momento. Nos habíamos mudado hacía poco, era de noche, y el living estaba casi a oscuras, donde la única luz en el ambiente era el resplandor de la tele.
Alrededor de la pantalla ahí estaban sentados, mi papá y mi primo. Acordate, la revista del cable equivalía casi igual a lo que hoy netflix, algo sagrado. Estaban viendo un 'estreno', yo iba y venía, hasta que decidí quedarme con ellos. A esas horas la tele era lo único copado para hacer pasar el tiempo antes de ir a dormir.
Me aburría bocha ver eso, pero de a poco me fui olvidando y cuando me quise dar cuenta había una emoción extraña que me daba vueltas. Fue raro, hubo algo que me había emocionado pero no sabía bien que. Después de un rato me quedé dormido en el sillón, nunca la terminé de ver y así quedó en el olvido como una más de tantas.

Años después, por flashes que me parecían familiares, me vino a la cabeza esa noche y revolvió la memoria. Haciendo fuerza por acordarme algún otro detalle, traté de encontrar el nombre de esa película que tan pegada se me había quedado, algo que desconocía por completo. Más sin tener ni puta idea de los actores, o algún detalle más, nada de nada. Solo la poca ayuda de escribir en google algunas cosas que recordaba.
-algo así como que una abuelita muy coqueta que le enseñaba a bailar a dos chicos en una casona media descuidada que tenía un patio lleno de flores y enredaderas, que después crecían bla bla bla-
Esa es la magia de internet, hurgué un rato así hasta que apareció, la encontré! Pero por más que ya tenía el tan esperado nombre, no estaba seguro si quería verla entera, y por más boludo que parezca en el fondo no quería tapar esa impresión que había guardado por tantos años, más sin saber cómo terminaba. Busqué el trailer, lo miré, sonreí, y con eso me alcanzó.

Grandes Esperanzas (Great Expectations), así se llamaba. Aparecían una Gwyneth Patrow y un Ethan Hawke muy purretes. Romanticona, y que claramente no era apta para todo público.
Parte de esa película hizo algo, sentimientos ajenos en aquel momento, y es hasta hoy que no la volví a ver. Pero qué era eso que me había despertado?
Y me cayó la ficha, creo que ahí empecé a entender un poquito de que se trataba el amor.

lunes, 8 de octubre de 2018

Cuando se me mete en el oído el nombre de alguna geografía lejana, suelo acordarme de la persona que siempre me alentó a crecer para tener entre las cejas la idea de recorrer el mundo. Que de alguna forma logró contagiarme esas ganas de lo que ella no había podido. Instantaneamente pienso en mi abuela, Norma, que sigue igual de presente por más de que ya hace unos años largos dejó de estar.

Una señora coqueta pero muy sencilla, admiradora del antiguo Egipto y el arte en todas sus formas, sensible, que sufría con los documentales de animales, cocinera de esas que hacían para un batallón, observadora, dibujante sin querer serlo, y campeona de dormirse en el cine. Es una parte muy chiquita de todo lo que era.

Cuando la recuerdo así, a veces me quedo pensando y me convenzo más de que nacío en el lugar o la época equivocada, que con sus pasiones escondidas podría haber tenido las mil profesiones. Puede que arqueóloga, pintora o tranquilamente una excelsa historiadora... y apuesto más, me expando con el imaginario, empiezo a volar y a suponer que también podría haber sido una gran aventurera, bien al estilo Indiana Jones! Sin duda le habría quedado bien ese titulo.
Podría haber sido muchas cosas para ella, pero eligió ser muchas para otros, para los suyos. Se la podría definir como a la mayoría de sus contemporáneas, era una ama de casa dedicada a la familia, de esas bien a la antigua que siempre esperaba con la comida lista, a quien le costaba decir 'no', y que su cotidiano no se movía de criar y nutrir de amor a sus hijos y nietos. Pese a que jamás la escuché renegar de eso, en el fondo sé que le hubiera encantado esa otra libertad sobre el "poder ser". Poder desarrollarse más en algo de lo que le gustaba, y caminar el mundo de otras mil formas.

Acordandome de todo lo que fue para mi, hoy vuelvo al eco del llamado viajero y de pensar a dónde podría ir la próxima (aunque el momento y la billetera no acompañen mucho) y es ahí cuando me voy en el tiempo y me veo con ella otra vez, esa imagen que era tan frecuente, sentados en el comedor mirando National Geographic. Y más precisamente me acuerdo de aquella vez que me dijo con tono de nostalgia señalando la tele, que cuando yo esté allá y conozca las pirámides, que no me olvide y me acuerde de ella. Desde ahí sé que algún día voy a darle vida a esas palabras y a ese anhelo que con tristeza quedó inconcluso.

Ahí aparece el efecto cadena, la memoria de nuevo haciendo de las suyas, y vuelvo a tener 8, 9 años. Y hasta un poquito más. Soy chiquito otra vez, y repito en mi cabeza ese trayecto en remis de Ituzaingó hasta Haedo. Todo el refresco vivo de los incontables mediodías con ella donde nos iba a buscar a mi hermana y a mi a la escuela para cuidarnos lo que restaba del día, almorzando en su casa y, claro, con la novela de fondo. (Y no ver la hora de que termine para poder poner los dibu!)
Los años como una ola, al parpadeo. Esos mediodias que con el paso del tiempo se transformaron en tardecitas, dónde ya sin el abuelo presente, nos subiamos al bondi y ahí estabamos golpeandole la puerta para hacerle compañía.
Y tardes que se hicieron noches, donde el tiempo invertía todo muy rápido y al final, por su enfermedad, eramos nosotros los que la cuidabamos a ella.

Añoro mucho de esos días. Pero muy consciente de que estas imagenes quedan por siempre, pendientes de salir a tomar aire cada tanto cuando algo las despierta, como lo hacen hoy. Que más lindo que eso, poder recordar y dejarse ir un cachito.
Extraño el olor de su casa, mojar a escondidas el pan en el estofado, el salamito picado fino que siempre me esperaba en su heladera, las batatas al horno con azucar, rayar queso y que me rete por comerlo infraganti, que vayamos a hacer los mandados y me agarre del brazo para cruzar Gaona. Extraño agacharme un poquito para abrazarte un montón.
Sabiendo que hay cosas y situaciones irrepetibles, te extraño a vos.

viernes, 5 de octubre de 2018

lunes, 24 de septiembre de 2018

El tiempo se construyó ágil, corto. Veo veo, ¿qué ves? y la percepción hace de las suyas. Mirás atrás y se quemó el momento. Y si existió el lamento es porque hubo oportunidad, es cuando el eco de memoria repiquetea fuerte.
Nuevo renglón, otro espabile, pero es el mismo Sol, y en lo llano el día vuelve a hacer ruido. Cerras los ojos y ahí sigue, tu bucle de luna esperando-te para volver a arrancar. Ergo, en el alba duerme una usanza.

domingo, 16 de septiembre de 2018

sábado, 15 de septiembre de 2018


y diez años atrás
más, menos
todos en el barrio
pata o bondi fugáz
1,50 y no más
tardes así
te acordás?
o domingueras de merienda
al chino, pasto
y ahí si,
el tiempo alcanzaba.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Hay actitudes que empujan, y odiosas, son las que dan cuerda para crear esta sensación de burbúja, algo aislado, aunque quede un poco parco a la vista. Como si flotase por ahí, viro a los lados, a la distancia miro y sigo buscando. Bitácora. Compañia navegante, dónde te puedo encontrar?

miércoles, 22 de agosto de 2018


Lost At Sea - Bryan Lee O'Malley
 "Raleigh doesn't have a soul. A cat stole it. Or at least that's what she tells people. At least that's what she would tell people if she told people anything..."

-

Si es del que inventó a Scott Pilgrim debe ser bueno, me dije. Siempre me gustaron esos trazos que le dan vida a Ramona. Pero fue una decepción buscarlo y ver que acá no se consigue, es más ni siquiera se tradujo oficialmente.
Pero a mi suerte, ebay tiene aguante y la aduana no jode con los libros.
No será LA novela gráfica, no estará ni cerca de Maus, tal vez es algo naif, pero igual hay bocha de esos destellos fugaces que impregnan introspección. Y aunque la edad no quedó pausada, y cierta etapa se me fue, de alguna forma logra entrar.
Tenía ganas de compartirlo, si alguien está por ahí, acá está in our lengua.

jueves, 9 de agosto de 2018

Viste,
la demostración de que todavía se puede vivir como en la edad media estando en el 2018.
Menos mal que gracias a eso se toma nota con nombre y apellido de varios trogloditas, así ya se sabe de antemano y sin vueltas quienes no debieran volver a sentarse en esas sillas. Por ese lado, sin querer le hicieron un favor enorme a la verdadera mayoría.
Pero no se puede así, no con esa eterna arma de control de masas. Te apuntan con una biblia, se tapan los oídos, y entre intereses compartidos tienen las de ganar. Ojalá esté cerca el día en que eso se termine, me permito fantasear con la idea de que queda poco para que se pueda romper con ese lazo.
Igual, más allá de las incoherencias discursivas que profesaban algunos al querer justificar lo indefendible de la postura de 'las dos vidas', lo más triste y lo que más rabia me despertó fue esa señora que, palabras más palabras menos, dijo no haber leido la Ley por no tener tiempo. Esa Ley por la cual debió haberse instruido previamente para poder presentarse y "defender" su voto con un mímino de sentido. Escuchar eso ya es grotesco, la doble moral de un pensamiento retrógrado se mezcla con la falta de ética profesional y pasan cosas de este tipo, imposibles de sostener. Ahí me pregunto, la falta de compromiso es ad honorem? o también cobra un sueldo por eso doña? Pensar que esa gente, se supone, está capacitada para escuchar a las mayorías.
Cuando se escuchan cosas como las de ayer, es claro que además de haber políticos incompetentes para estar el lugar que ocupan, tampoco toman dimensión del poder de las palabras, como si al hablar como lo hicieron montaran con orgullo la idea de cagarse en el resto. Ah.. pará.. bueno si, fue precisamente eso lo que pasó. Y después alzan la voz y te quieren hablar de derechos..

Pero bueno dejando de lado el resultado y quedandome con la cara linda del hecho, lo hermoso es que se demostró que ya nada las va a poder frenar, que esa marea verde va a llegar a ser tan grande que es solo cuestión de tiempo para que salga.
Me quedo con eso, con lo emotivo que fue ayer salir del laburo, atravesar Miserere de una punta a la otra, y ver como ese universo verde se comía a un puñadito de meteoritos celestes, arcaicos, infimos. Que mejor formar de dejar en evidencia y a la vista de todos cual es el camino. Fue mucha la admiración y el orgullo que me dió ver en la calle, una vez más, tanto poder de unión y lucha.
La próxima será, sin duda.

lunes, 23 de julio de 2018

Acordarme de algunas tardes veraniegas me genera mas nostalgia que el cuadernito donde anotaba las fatalities del Mortal Kombat.

domingo, 22 de julio de 2018

De fondo Iggy Pop me está cantando que es un pasajero, y asiento con la cabeza porque le da más tono a esa idea punzante de ser libre con todas las letras.
Ya me escribí sobre esto más de una vez, pero me es dificil dejarlo de lado y cada tanto me lo repito. Porque hay días que me cuesta saber a dónde mirar, hablándome de un futuro y de la vida misma, todo por ese tibio copy-paste que se respira del día a día. Vuelvo de tanto en tanto al rincón de no entender porque hay que seguir un proyecto de vida tan básico, y con eso no veo opciones que me cierren. Hablo de vivir en serie, de tener una rutina grabada en la piel y en la cabeza. Porque terminamos siendo eso, números, por momentos diferentes pero que en el grueso nos une en el mismo desenlace, lo pautado como modelo de vida. Como que ya se te impregna por inercia. Nos inculcaron eso de tal forma que pareciera solo haber una manera de llegar al éxito, o peor, al relato de felicidad, de la vida perfecta que se nos quiere vender -desde tiempos inmemorables-.

Tengo laburo, una carrera universitaria en su recta final, y tantas otras cosas que me podrían poner en un buen lugar ante la mirada de muchos. Seguramente sea así y esté en esa posición, no hay forma de que se vea con malos ojos. Pero pese a todo eso me cuesta encontrarle un valor mayor, no sé si este día a día en el que vivo es lo que quiero para mí. No estoy seguro de que busco pero sé que esto no es lo que imaginaría ni por cerca. Me sirve ahora, me ayuda y en gran parte lo necesito. Pero la siento una rutina prestada.
Lo que me puede llegar a faltar no está ni cerca de ser tangible. Creo que en parte es ese mar de cuestionamientos sociales el que me da resguardo para repeler la vida "tipo", desde cualquier  ángulo. Es todos los días masomenos lo mismo, por más que me digan que está en cada uno encontrar los incentivos para cambiarle la cara a la realidad que toca. No es simple ni mucho menos accesible imaginar algo sin caer a pique, en un mundo donde el poder adquisitivo es el que baja o levanta barreras.
Es que por eso mismo terminamos viviendo días estructurados, repetitivos, y fundamentalmente depositando energía propia para un otro, y no hablo de amores ni afectos (ojalá). Un otro al que le pagas diariamente con tu tiempo, que lo usa para engordar a unas pocas personas. No descubro nada nuevo, el mundo siempre funcionó así.
Desde hace bastante se sintetiza todo en que irónicamente hay que laburar para poder cargar la SUBE, para ir a laburar.. Y si boludazo de algo hay que vivir, pero ese es el círculo que me da bronca. Somos como el perro que se muerde la cola y llora. Es quejarse y seguir. -¿Y pibe-utopía, entonces cómo harías?- Ah no sé, por eso escribo este choclo de giladas, me gustaría tener una respuesta clara pero no la tengo. Que se yo, por ahí la tecla sea irse al medio del monte entre alternativas sustentables y ser autosuficiente, no se, es lo primero que se me ocurre como para alejarse del ruido del sistema. Eso podría llegar a parecerse a la verdadera anarquía. Pero no sé, creo que ni así. Tampoco sé si lograría cambiar algo a esta altura. Dependemos mucho de lo masivo.
En fín, me fui por las ramas pero todo venía porque veo como exhiben y te venden una forma de vivir y sé que ni en pedo me voy a reflejar en ese charco. Que cagada sería, habiendo tanto Mar, no?

Pucha, igual me siento terrible boludón viendo que vuelvo a caer en lo mismo y me frustro por no modificar tanto de lo que hago como quisiera. Podría estar horas hablando así, quejandome solo, o en compañía y que mejor, con birrita en mano. Son de esos temas que me pueden, porque sin darse cuenta terminan abriendo pasajes a infinidad de cosas. Igual para el tiempo que nos corre es ajeno, es más fácil quedarse en lo cómodo y conocido antes que planterse determinadas cosas, pero de todas formas me gusta darle brillo.
Qué se yo, no me encuentro acá, no sé qué tan difícil o distinto será en otras tierras, pero me siento estanco -social y culturalmente hablando-;
Que loco, no? es tan grande el planeta y terminamos estando condicionados a lo que se enseña solo en un pedacito de suelo. Triste, triste.

lunes, 9 de julio de 2018

martes, 3 de julio de 2018

Miro a algunos de mi entorno y por momentos hay cosas que me empiezan a hacer algo de ruido. Hasta las actitudes más chiquitas hunden. Lo noto en la calle, en el laburo, o mismo cuando me siento a ver un rato la tele al ritmo del incanzable zapping, y es que es bajísimo notar como se realzan las miserias de alegrarse por una desgracia ajena, de desearla y ser alarde de eso. Es zarpada la falta de empatía y solidaridad que se respira por momentos.
Pareciera que no nos queremos ver mejor, que no se quieren ver mejor, sino que buscan que el otro esté un escalón abajo del propio para así sentirse más. O por lo menos creer eso, meterse en la cabeza que así lo estarían logrando. Medio que nos tapa la mierda por ese lado.
Ponele que si ves que un cuadro está torcido vas a ir por el camino obvio y lo enderezas, tratás de arreglarlo, no optas ni en pedo por torcer el cuello un rato para solucionarlo a tu vista. Y es eso lo que me choca, que muchos eligen acciones como esa última y prefieren ignorar una solución conjunta o dar un mínimo aporte desde lugar que toca. Al final da la sensación de que el egoísmo siempre lídera y como que no hay mucho más para retrucar después de cruzar esa linea, porque en definitiva solo va a funcionar correcto en esas cabezas que se alimentan al eco de "el otro que se arregle como pueda". Regio, elegiste cerrar los ojos, pero acordate que para el resto el cuadro sigue estando torcido.