domingo, 13 de septiembre de 2009

Bronca, impotencia, dolor, tristeza, resignación.
Fue un segundo pero bastó. sentí que todo dejó de tener ritmo, no quise ni mirar, no podía. Se paró todo en la cabeza, me queria levantar, irme de ahí, no aguantaba ver eso que me dice NO diariamente. No podía.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario