domingo, 30 de mayo de 2010



Todo está en el ojo del que mira.
Tan simple como eso.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario