jueves, 19 de agosto de 2010

Simplemente se ve. uno se ve. A veces mejor, y otras peor.
Pero todo cambia cuando está eso que no se puede ver en un espejo.
Y los demás lo pueden percibir, y no con los ojos.
ahí es cuando (por lo menos yo) uno se queda tranquilo.

1 comentario :

  1. Yo tambien me quedo tranquila en esos casos; son esos momentos que agradeces que otro te abra los ojos, por asi decirlo. Parece que (casi siempre por suerte) los demas vieran cosas que nosotros no, y viseversa.

    ResponderEliminar