jueves, 11 de noviembre de 2010

Siempre viajar en bondi es una aventura, como en Tren, es que siempre hay algo para contar.
Hoy viaje 30 minutos sentado al lado de un señor que emanaba un aroma jediondo, equivalente a tener un zorrino momificado en estado de putrefacción abajo del brazo. No podía abrir la ventana, justo en mi asiento (raramente) no había.
Muy feo.

Para colmo se me hizo un poco largo, y claro.. ya no tengo auriculares!

5 comentarios :

  1. Hola, perdí mis auriculares :(
    (los tiene una amiga pero es casi lo mismo) Así que entiendo perfectamente lo largo que resultó tu viaje...
    Coincido en la aventura de viajar, esta vez bueno, feooooooo feo lo del señor olorcito.

    ResponderEliminar
  2. Horror. Mi aventura de hoy fue tener que ir a comprar una (inconseguibles) telas. Además del garrón que claramente me comí yendo ahí, volví a eso de las cuatro y media, cinco. Como no había asientos, me hice la boluda y me senté en el apoyabrazos de un pibe que estaba muy concentrado chapando con su noviecita, obviamente no le iba a molestar! Apoyé mi codo en mi rodilla, mi cara en la mano y me predispuse a dormir, pero al rato pasó un tipo que, además de despertarme por pisarme, casi me mata del hedor que largaba. Qué hijo de tres mil putas.

    ResponderEliminar
  3. La mitad de los datos importantes no los puse. Fui a once (ó eleven ó 1+10)

    ResponderEliminar
  4. jaja, no pensé otro lugar igual, era fija, si hablamos de tela, hablamos de Once!

    ResponderEliminar
  5. Mira yo siempre que me quejo de mi ciudad, encontre algo positivo jajaja. Ya que no tenemos bondi aca, jaja un punto para mi hermosa ciudad (?) ahajja a
    Que andes bien,

    ResponderEliminar