martes, 29 de noviembre de 2011

El tiempo pasa, y hace un tiempo me veo siempre en la misma.
Ya 20 primaveras.

martes, 22 de noviembre de 2011

Salí de la facu y fuimos con unos amigos a la Bond, así me compraba la entrada de eterna y alguna que otra boludes.
Tuve tanta suerte que el único local donde la vendian era el que estaba cerrado. Macanudo.
Pero dejando de lado esto fue un día copado, lo vi al gordo walas en una galeria de capital, en la quinta avenida para ser más exactos.
Pucha, no sabía que decirle y me quedé medio tildado.. cuando lo tuve de frente lo agarré del hombro y le dije euforicamente "groso, ídolo.. pero por favor que ídolo", a lo que me miró raro y me dijo gracias gracias y siguío caminando.. creo que se asustó. Y mi pinta de pseudo-indigente calculo que debió influir.
Bueno la cuestión es que estuve lamentandome todo el día el no haberle pedido una foto o algo así (si, soy cholulo) me tendría que haber avivado antes.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Nota para mi, que tendría que agendarla en un lugar donde no me olvide.
No tengo que andarle atrás a ninguna persona, ninguna que no me demuestre por lo menos un poquito de interés.. en ciertas formas, que al pedo es insisitir. Por más que sean maneras de hacerle ver al resto que le importas, o mejor dicho que los tenés en cuenta, si del otro lado no se ve nada, de que sirve? Simplemente no hay devolución, así se complica amigos.
Hoy, todos putos.

domingo, 13 de noviembre de 2011

creo que iba bien, pero por algún extraño motivo un melmaciano apareció..

miércoles, 9 de noviembre de 2011

a ver si adivinan quién es,
estaba inspirado como ven (?)

viernes, 4 de noviembre de 2011

y resulta que..
subí al 302, caminé tambaleante por el bondi, me senté, levanté la mirada y ví esto.
jaja cómo habrá llegado ahí, no?

martes, 1 de noviembre de 2011

Hoy fui a ver a mi abuela que hacía varios días queno la veía, me esperó para cenar y me hizo unos super ñoquis con estofado..
Comimos, estabamos viendo una peli, una policial de las que le gustan a ella. Todo más que tranquilo hasta que de la nada el personaje principal entra a un convento con un bebé adentro de una bolsa de papel madera, golpea la puerta y abre una monja con el culito al viento (algo bastante bizarro como verán) que claro, terminó siendo un prostibulo con una extraña ambientación fetichista, a lo que la abu exclamó "uy que hacé así esa monja... aaah es un.. eeh.. coso" y bueno, puerta que abría este chabón, puerta que había garche con gran nivel auditico. A lo que el silencio que se produjo en la mesa dijo todo.
Y así les presento un momento incómodo con la abuela jajaja, lo que me reí.