viernes, 6 de abril de 2012

Mientras estaba en mi mundo de euforia viendo a Foo Fighters pasaron tantas cosas. Terrible lo que puede cambiar todo en unas horitas nada más. La tormenta fue terrible, eso lo sentí en la cancha, pero se mezcló con el ambiente que se vivía ahí y le dió un toque más de rock a la noche. Mucho frío, barro hasta las rodillas y los dedos arrugaditos de tanta agua. Entre las bandejas y plateas uno no se daba cuenta de lo que en realidad estaba pasando afuera.
Cuando salimos, ahí vimos otro panorama.. Av. Del Libertador innundada casi por completo, autos con agua hasta el capot, motos totalmente sumergidas donde lo único que se veía era el casco flotando. pero bueno, eso no era nada el llegar a casa fue terrible, era ver y ver desde la autopista montones de carteles volados y escombros rotos. Pero el garrón fue llegar a casa y ver que no había lúz, que odisea tener que bañarme y cocinar con 2 velitas a las 3 de la mañana!
A la mañana despertarme y ver el parque lleno de ramas de un tamaño más que importante y ver que el barrio estaba bastante demacrado por el temporal.
Por suerte volvió hoy la lúz, fueron 2 días de no saber que hacer, es increible lo tanto que dependemos de esto. Pero bueno, le saqué polvo al gameboy y una radio que tenía por ahí, en momentos así
PILAS NOT DEAD!

2 comentarios :

  1. Tengo amigas que fueron ese día y cuando mire por la ventana y vi que todo se iba a la mierda pensé "noo, mira si se les cae una luz encima D:", que suerte que no pasó nada malo ahí. En el personal fest del año pasado se había largado una tormenta terrible (aunque no tanto como esta) que a pesar de que me dejo empapada estaba bueno porque veías los rayos atras del escenario y quedaba lindo (?). Gracias por el apoyo! Besote :3.

    ResponderEliminar