miércoles, 17 de octubre de 2012

Que loco es el momento cuando te conectás con los ojos de un desconocido. En un pasar. En la calle, en el bondi, en el tren, caminando, o donde fuere. Estoy seguro de que a todos nos pasó alguna vez, y que alguien va a entender de lo que hablo. Hablo de ese segundo en donde las miradas se hacen de uno, donde los ojos pasan a ser la carta de presentación, diciendo nada, y comunicando mucho. Pupilas que escarban adentro del otro por un instante dandole lugar a esa mirada curiosa, mágica, fuerte e intrigante, que nos deja con ganas de conocer y la eterna duda al pensar si la otra parte también sintió lo mismo. Es un momento que pareciera irse del mismo tiempo, que se quiere olvidar de los relojes y trata de hacernoslo saber.
Porque para mi, aunque trillado suene, los ojos pueden hablar aún más que los labios.
Si hay algo que me enseñó Don Ramón es que..
"La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena"

jueves, 11 de octubre de 2012

Esto se remite a lo que hice en las últimas 2 clases de matemática.
(y aprecien, es el primer banco para zurdos que encuentro en casi 3 años de cursada)


Rindo en 3 horas. Creo que no fui muy inteligente.

domingo, 7 de octubre de 2012

Los únicos que nunca te van a abandonar, son los mosquitos.
Ellos si te quieren por lo de adentro.

sábado, 6 de octubre de 2012

Ese momento en todo grupo..
En que nos criticamos todo a la espalda del otro, ante los mismos que criticamos y que a la vez nos critican sin saber que también son criticados por estos mismos. Ya me da vergüenza, es un circulo de mierda. Que lo re parió. Ya estamos grandes, de frente muchachos.