jueves, 2 de enero de 2014

Alguien alguna vez dijo que las cosas que no hacemos o dejamos de hacer por miedo, son casi siempre las que más valen la pena. Y cada día que pasa me fío un poquito más de eso.
Cuánto habremos perdido, no?
Ignorar los miedos, cerrar los ojos, apretar los dientes y caminar para adelante. Eso me propongo a hacer.

5 comentarios :

  1. Qué difícil eso...
    (hace tanto que no paso por aca!)

    ResponderEliminar
  2. No nos hagas desenpolvar los " que habría pasado si.." porque se nos pudre todo. Esa consecuencia del miedo no se si será por autoproteccion o qué, tristemente resulta comoda.

    ResponderEliminar
  3. que bueno lo que decís
    yo simpre tengo esa duda
    algunos también dicen: donde esta el peligro, también está la salvación

    ResponderEliminar
  4. "EL QUE NO ARRIESGA NO GANA, Y EL QUE ARRIESGA PUEDE MORIR POR AMOR"
    PERSONALMENTE, PREFIERO LAMENTARME POR UNA MALA CONSECUENCIA A QUEDARME CON LA DUDA

    ResponderEliminar
  5. Soy experta en dejar cosas inconclusas. Mi novio es todo lo contrario, y siempre que puedo aprendo un poco de él, pero es una de esas costumbres difíciles de cambiar...

    ResponderEliminar