viernes, 7 de marzo de 2014

Sueño demasiado, grito en silencio y tacho palabras.
La misma nada.

5 comentarios :

  1. Respuestas
    1. jajaja no puedo ver tu perfil y ahora me intriga saber quien sos, y dónde andará mi clon!

      Eliminar
  2. En criollo, me dejaron, pero yo no dejé.
    Y ahí me dí cuenta de ciertas cosas, pero bueno, de ese trata todo, vaivenes, vueltas idas peajes, porquerías y no tanto. Lástima que es tarde o todavía no es el tiempo. Todavía tengo una mescolanza y algo que me dice "No sueltes todavía"
    Yo también ando tachando ciertas palabras, pero siempre queda el acróstico ahí, buscando acabarse pero a la vez no. Ambigüedad pura, che.
    En fin ¿vos cómo estás?

    ResponderEliminar
  3. El problema reside en que sí hay como un puente armado, me refiero, de ambos lados hay una estructura, una base que te permite pasar. Pero en la mitad, es sabido que te caes a la mierda, porque algo falla. Así empezó, así continuó y así terminó. Quedan siempre resabios ahí, latiendo. Yo elijo mantener el sentimiento de forma inmanente, porque hay sentimientos que conforman nuestra identidad y este es uno de ellos. Quizá más adelante se me ocurra pensar que no era tan pesuti como lo parece ahora, pero en verdad creo que las cosas van más allá.
    Es complicado y explicarlo por blogger, aun más, jaja.

    No es tristísimo lo tuyo, yo estoy en la misma. Aguardando abril para empezar a cursar porque esta monotonía se está volviendo vomitiva (?) Aunque me anoté en cuatro materias, tres de las cuales son violadoras.También ando planeando asistir a recitales a los que seguramente no asista, porque yo soy así, boluda. Ja.
    Bueno esto se volvió una joda, falta que esto vaya con la estampilla de oca y te llegue a tu casa jaja.
    Se acabo la epístola, adiós.

    ResponderEliminar
  4. Yo no estoy soñando nada che... pero si que tacho palabras, montones.
    Saludito

    ResponderEliminar