miércoles, 30 de marzo de 2016

Las preocupaciones más grandes son las que hoy me miran de frente. Que por más que esquive la mirada me buscan y me vuelven a encontrar. Mi mambo va con los objetivos en la vida. Tengo ese replanteo permanente acerca del mañana, que me nubla muchisimo. Y por más que sepa lo que quiero no estaría pudiendo encontrar la forma de hacerlo real. Tengo las ganas, algunos medios, pero también una inseguridad que me recorre el interior del cuerpo como un escalofrío latente.
Me pongo a evaluar ese día a día sin enterderlo mucho. La "vida" y sus fines poco ligados a la libertad de ser. El estudio, el trabajo, la bajada de linea que nos dan como objetivo de vida. Lo aceptado como normal, correcto, y cotidiano. Porque el discurso masomenos siempre es el mismo: vas a estudiar para "ganarte la vida", te vas recibir, laburar hasta consumirte para poder tener algunas semanas de descanso, encontrar el amor para casarte, tener una casa donde criar a tus hijos y seguir dando tus días al servicio de un otro. La guita mueve todo, pero sobretodo nos mueve de nuestro eje. Esa es un poco la pregunta y la respuesta a esas necesidades o imposiciones.
Se que a veces no hay opción y es pura necesidad. Pero el error está en vivir para laburar, y no laburar para poder vivir. Eso es lo que siempre me tocó de cerca, el verlo en mi abuelo, en mi papá, y no querer verme reflejado. Hace años que lo tengo entre ceja y ceja como un pensamiento que vuela lástimado. Debe ser el resultado de ver desde adentro como los vinculos se desarman por estár poco presentes y que el tiempo haga lo suyo para que ese fruto primario (que es la familia) se vaya rompiendo por distintos lugares. Pierda un poco de fuerza todos los días sin darnos cuenta.

Está bien, no me agrada esa formula, no la comparto del todo, pero como las contrarrestamos? qué puedo hacer desde acá como para no someterme a eso? No se si hoy hay alguna alternativa que esté a mi alcance. O si está, depende de mucha suerte o alguna alineación intergaláctica, que se yo.
Creo que por ese lado va mi busqueda, gastamos nuestros días en cosas que nos sacan más de lo que nos dan. Vida, energía, alegría, salud. La falta de tiempo para nosotros mismos nos descuida por todos lados.

Estoy en esa etapa que no me encuentro del todo, no es trágico pero si me resulta un poco angustiante. Estos últimos días me brotó más este pensar, pero me cayó una recomendación hermosa que se llama "la brújula interior", de Alex Rovira. No soy el mejor amigo de lo literario, pero leerlo me hizo ver más claro por donde pasan nuestras limitaciones y como eso cae en los anhelos y objetivos. No es respuesta de nada, o mejor dicho, todo esto sirve siempre y cuando uno se lo permita y entienda que si nos creamos el bienestar propio, probablemente todo lo que nos rodea llegue al mismo puerto. Y eso estoy tratando de incorporar ahora, con lo que me pasa, lo que me tiene inquieto.
Está jevi, no lo puedo negar, pero ya soplará el viento pa' dar impulso.

2 comentarios :

  1. Sabes que tengo esos pensamientos recurrentes también, y la verdad es que es bastante dificil escaparle al sistema cuando uno sabe que si no labura o no invierte el mayor tiempo posible en algo redituable, está al horno. Creo que todos tenemos momentos -más breves o más continuos- de crisis con la vida, de pensar esa frasesita que siempre anda volando por ahí: la vida es una sola. Y sí, es una sola, pero tiene un millón de componentes, y la mayoría implican malgastar tiempo de vida en cosas que cuando mueras, no te vas a llevar.
    Muchísimas veces estuve dándole vueltas al asunto que mencionaste sobre el laburo excesivo del que nuestros abuelos o padres de enorgullecen. Pero al menos uno tiene la prueba cabal de que eso no tiene la utilidad de la que pretenden convecerte. Y no es vagancia, es pensar que cuando uno sea viejo, no va a medir su vida en cuánto tiempo laburó, sino en las cosas que vivió. No es casual que muchas de las anécdotas que recuerdan mis abuelos de cuando eran jóvenes tenían que ver con el laburo.
    En fin, perdón por el choclo, simplemente quería reconocer algunos de mis mambos frecuentes redactados en tu texto, y comparto con uste' la eventual angustia por el futuro.
    Saludos, hombre. Que el sistema se vaya a la mierda en la medida posible. Viva como sueña.

    ResponderEliminar
  2. jaja pero parfavar, aguante explayarse. si esto está para algo, es para invitar a intercambiar esos pensamientos, siempre, siempre!
    viste, a veces mejor ni pensar lo tanto que perdemos por andar atados, pero cuesta ignorarlo.
    siempre es bueno que dejes tu marca por acá julietinha, otro saludo pa' ti!

    ResponderEliminar