viernes, 27 de mayo de 2016

Los trenes que se van, la constante que se roba un poco del pensar en el tiempo perdido.
Si el humo y el vapor se fuesen, si así como se evaporan borraran toda esa estela de reproches..
Bien fuera del riel, sin viaje estipulado. ¿De qué sirve esperar de nuevo?
La valedera compañia no está.

3 comentarios :

  1. esperar aveces es crecer..
    y otras veces es perderse como el humo de un tren.
    hay saber cuando esperar, y cuando emprender el camino por cuenta propia.

    ResponderEliminar
  2. A su entrada solo puedo responder: la concha de la lora.
    Un abrazo gigante, chabón.

    ResponderEliminar
  3. ooooaaaa esa canción de Yupanqui ha volao mi cabeza.
    Si bueno, no sabes como van y vienen y vuelven a irse las cosas por aquí.
    Entonces puedo contestar (además de lo anterior) que esperar de nuevo está bueno cuando el esperar no te esté comiendo.
    Recordeeeeemos: "al corazón solo dentra la pura verdad" ¿no? Si entro a ese lugar quizá valga la pena.
    Beeeequio

    ResponderEliminar