martes, 30 de agosto de 2016

La mente juega
y me armo de coraje.
Soy todo lo que no.

Un paso al frente y al natural
e invoco las palabras
que sembraste en mi pensar

Ahí dirijo la orquesta
de lo que cuesta sincerar.
Soy todo, y tal vez más.

¡De vuelta caigo!
En mero pensamiento
el valor si da lugar.
El temor no existe,
omnipotente por demás.

Imagino con firmeza,
me la creo y soy capaz.
Por lo menos hoy,
que está al caer un día más.

¡Deja vú!
Asoma solo un suspiro
del vistazo final.
Y al imaginario lo pisa
todo lo real.

Y vuelvo a contremplar
el silencio cercano
que gana aquel lugar.

Caigo, vuelvo
a todo lo que soy.

Y no pasó, muy poco salió de lo deseado.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario