martes, 27 de septiembre de 2016

No suelo desear el mal, pero ojalá tengan compañeros de laburo que escuchen todos los días La Berisso y Notevagustar, desde temprano, en el mismo escritorio, a centimetros de distancia, como me pasa a mi, hasta el infinito las 17 hs y más allá.

martes, 13 de septiembre de 2016

Hoy me acordaba del famoso reloj-despertador de la revista Genios,
pero especialmente de su alarma.
Prefería levantarme rápido de la cama para ir a la escuela, antes que escucharlo 30 segundos más.
Nadie te va a extrañar, vil aparato cuponero.

viernes, 2 de septiembre de 2016

En definitiva la vergüenza o el temor te pueden llegar a durar unas horas, algunos días. La duda no, te va a acompañar toda la vida.
Desde acá, hasta que la memoria haga su fuerza.
Ahí ya sabés el desenlace con anticipación, para mejor evitarlo.