viernes, 3 de marzo de 2017

Están latentes las ganas de sentirme nómade por un tiempo, indefinido pero prolongado. Guiado por las mismas ganas de conocer lo que está más allá de los limites, esos que nos metieron.
Quiero salir y desconectarme del estado de pertenencia, perderme y sentirme turista. Que pasen los días, y que las noches no marquen otra cosa más que el mismo desarraigo. Quiero ser huésped, no de una, sino de todas las tierras. Que la Luna sea cada noche el mismo techo aunque los kilómetros me muevan de suelo.
Que así deje de ganar campo la preocupación, y que con eso se purgue cualquier inseguridad.
Por ahí pido mucho, o para otros ojos será poco, no sé. Pero el ritmo violento de Buenos Aires hoy me roba más de lo que me dá.

2 comentarios :

  1. Lo amé! Me sentí muy identificada... Muy lindo💓

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Creo que todos sentimos la necesidad de perdernos. Si no encontramos lo que estamos buscando en donde estamos, tenemos que alejarnos y probar suerte en otro lugar.
    Saludos, Cati

    ResponderEliminar