sábado, 3 de febrero de 2018

Hace unos años practicamente todos los findes me escapaba a algún que otro reci, tanta era la manija y las ganas de perderme entre acordes que la mayoría de las veces hasta salía solo, no me importaba mucho no tener con quien ir, siempre tuve claro que peor iba a ser levantarse al otro día con el arrepentimiento y las ganas guardadas de no haber ido.
Ahora me da alta paja. Arrancar, viajar a capital, hacer combinaciones, esperar el bondi a cualquier hora, tener impregnados olores ajenos, cagarme de calor, cagarme de frío, esa fulera y eterna vuelta a casa.

No se, debe ser por eso que al final me quedo en el sillón mirando por History Channel ese reality de herreros que forjan espadas, o alguna peli bizarra por Space. Como anoche.
¿Pero qué nos pasó? Sad but true.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario